HENKEL

Henkel es una empresa alemana fundada en 1876 que opera en todo el mundo con innovaciones, marcas y tecnologías líderes en tres áreas comerciales: Laundry&Home Care, Beauty Care y Adhesive Technologies.

Henkel Ibérica se instaló en España en 1961 tras comprar la empresa española Gota de Ámbar. En 1970 inicia su actividad en Portugal. Hoy, Henkel Ibérica cuenta con varios centros productivos, oficinas, almacenes, academias y centros de I+D+i en la Península Ibérica, con más de 1000 empleados. Las marcas más importantes son WiPP, Dixan, Bref, La Toja, Syoss, Schwarzkopf, Diadermine, Loctite, Pritt y Pattex.

Henkel quiere crear mayor valor para el cliente y el consumidor siendo líder en los mercados que opera, buscando constantemente una ventaja competitiva en las áreas de innovación, sostenibilidad y digitalización, así como un modelo operativo preparado para el futuro. Por todo ello se planteó un nuevo reto para una de sus plantas situadas en Montornés del Vallés que consistía en mejorar la comunicación entre el sistema de gestión empresarial (ERP) y el sistema de ejecución de fabricación. Para gestionar más eficazmente el proceso de producción y poder realizar un análisis más eficiente de los datos.

Una mejora que implicaba a diversas empresas y departamentos. Henkel decidió confiar en Click-IT, pues contábamos con el conocimiento y el equipo necesario para abordar el proyecto de manera global y, de ese modo, podíamos ofrecer una solución completamente integral.

Concretamente, para ejecutar correctamente todo el proceso de la migración, cuya implementación se produjo a finales del año 2020, participó nuestro equipo de Databases y nuestro equipo de Software (Desarrollo). Conjuntamente, analizaron tanto la arquitectura actual (tablas, triggers, vistas) como el tratamiento lógico de los datos (jobs, procedures, funciones).

El proyecto

Con el objetivo de minimizar riesgos y ofrecer una solución óptima, el proyecto se desarrolló en distintas fases:

Análisis de datos

Henkel decidió almacenar los datos de salida del nuevo sistema a otro motor de base de datos, en este caso se eligió SQL Server. Como el motor de base de datos origen era Oracle, el equipo de Databases tuvo que configurar un dblink que permitiera la comunicación de ambos motores y que, de ese modo, SQL Server pudiera ejecutar las instrucciones recibidas desde Oracle correctamente.

Asimismo, el primer reto del equipo de desarrollo fue analizar el formato de los datos introducidos en el sistema ERP. Era muy importante entender el tipo de información que se administraba y su formato de entrada y salida. Puesto que estos últimos eran diferentes, todo componente que dependiera de esta información debía adaptarse.

Siendo esta la fase más importante, el equipo sabía que para que el sistema de gestión de datos actual funcionara de la misma manera y fuera eficaz y eficiente, las adaptaciones del código debían ser las mínimas y necesarias. Su misión era mantener la estructura de tablas para focalizar los esfuerzos en la adaptación de los valores y el formato de cómo se recibirían los nuevos datos.

Análisis y modificación del código

Entender el código y la lógica de la aplicación, así como el funcionamiento de los procesos físicos en la fábrica, era fundamental. Necesitábamos comprender la gestión empresarial y el proceso de fabricación actual para conocer qué parte del código se veía afectada y así poder adaptarlo a la nueva operativa.

Los valores por defecto establecidos que se recibían y que el sistema debía interpretar cambiaron. Como consecuencia, la lógica de la aplicación cambiaba y los desarrolladores tuvieron que adaptarla y realizar las correcciones oportunas para que los datos y las ejecuciones lógicas fueran coherentes.

Implementación y migración 

Finalmente, se implementó la nueva manera de comunicación entre los distintos sistemas de almacenaje. En esta fase, todos los departamentos de IT debían ponerse de acuerdo para que los datos se definieran correctamente y así evitar errores de incompatibilidad de formato. Cabe recordar que se trabajaba con dos motores distintos, en este caso Oracle y SQL Server (Microsoft), que cuentan con distintos estándares. 

Estas tres primeras fases fueron las más complejas y costosas, pues implicaban un análisis exhaustivo y la correcta aplicación de soluciones al nuevo sistema.

Testeo y control 

Una vez finalizado el proyecto, se pusieron a prueba todos los equipos durante un periodo establecido, para poder detectar y solventar problemas derivados de los nuevos cambios.

Click-IT era responsable de que el proceso de migración funcionara a la perfección. El tratamiento de datos de entrada y de salida era el punto intermedio de todos los procesos y debíamos asegurarnos que todo el proceso funcionaba correctamente. Como también debíamos garantizar que los sistemas de integración que conectaban con las máquinas entendieran las acciones que tenían que realizar, interpretando los valores correspondientes.

Finalmente, presentamos el siguiente flujo de datos que recogía la nueva configuración del sistema, para dar mayor entendimiento de cómo funciona.

Beneficios obtenidos

La solución aportada por Click-IT le ha reportado a Henkel los siguientes beneficios directos:

  • El proceso desde la programación del producto hasta su fabricación como producto final se realiza con datos más limpios. Además, se ha conseguido un mejor seguimiento del flujo del proceso de fabricación y el análisis de los consumos.
  • Se llevó a cabo una limpieza y simplificación de la infraestructura.
  • Se consigue un aumento de la performance de las bases de datos se aumenta la seguridad.
  • Posterior a la fabricación del producto final, existe un análisis de los procesos de calidad. Con el nuevo sistema, este análisis es mucho más efectivo y fácil de realizar.

Consulta su web aquí.